Con 48 años tenía un cuerpo espectacular

,

,

,

,

,

,

,

Parece mentira que esta madura esté rozando los cincuenta años, especialmente por el coño que tenía. Su chocho era como el de una jovencita, mojado, estrecho y rosado, al penetrarla sentía como se contraía. En un principio me volvieron loco sus dos enormes tetas, pero al ver su culazo supe que tenía que probarlo también. Tras comerme la polla entré dentro de su vagina, mientras la penetraba sus enormes tetas se movían y ella gemía como una cerda. Sin duda estaba sintiendo mucho mi rabo, eso me excitaba. Después se colocó sobre mí mientras seguía penetrándola. Al ponerse de espaldas comencé a jugar también con su ano metiéndole los dedos, lo siguiente sería hacerle un anal. Y así lo hice, cuando se puso nuevamente boca arriba cambié de agujero y se la metí por el culo.
No se esperaba una follada anal, pero su cara mostraba que le estaba encantando. Luego se puso a cuatro patas y continué follando su vagina, pero no aguanté más y al final me vacié en su cara de zorra mientras abría la boca para probar mi semen.

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Aviso legal y privacidad | Política de cookies