contrata un puto para apagar su fuego

Desde que faltó mi padre mi madre no había conocido a ningún otro hombre y claro, de alguna forma tenía que apagar sus fuegos internos y satisfacer sus necesidades de mujer. Para ello ha contratado los servicios de un prostituto negro que le rellene todos sus agujeros. De las ganas que tenía y el empeño que le pone, le provoca un desgarro en la pierna. La muy guarra acaba con toda la corrida en la cara.

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Datos legales | 18 U.S.C. § 2257 Statement