Su madrastra era una mujer impresionante, desde luego el cabrón de su padre la supo elegir bien. Se llevaban unos cuantos años, lo cual hacía que estuviera más próxima a la edad de su hijastro que a la de su marido. Esa mañana mientras el chico estaba en la cama apareció la zorra, seguramente aburrida pues su esposo estaba currando. Se sentó en su cama y comenzó a hablar con él. Pero tenía una gran erección matutina y no pensaba ocultarla, por lo que no tardó en sacar la polla para que ella la viera. La milf se sorprendió de ver esa polla tan dura, era mucho mejor que la de su padre.
No tardó la guarra en desnudarse y mostrarle los pechos diciéndole y asegurándole que iban a follar. La puta le comió la polla como nunca se había comido una, y tras disfrutar un rato de sus impresionantes pechos la abrió de piernas en la cama y la penetró. Aguantó realmente poco la verdad, el chico estaba demasiado cachondo como para prolongarlo mucho tiempo, por lo que se corrió sobre su madrastra. Una vez se hubo corrido fue ella la que le dijo que tenía que guardar silencio, que eso no podía saberlo nadie. Como ves cumplió su palabra.

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Aviso legal y privacidad | Política de cookies