La mujer de mi vecino parecia una muñeca hinchable

Corridas

Cada vez que me cruzaba con la mujer de mi vecino por la escalera siempre me pasaba lo mismo: el corazón se me ponía a 200 y la polla me crecía hasta casi romper la bragueta del pantalón. Era obvio que aquella mujer me excitaba demasiado y en el fondo sabía que algún día terminaría poniéndola a 4 patas y metiendo mi polla en su coño hasta las pelotas. Ese día llego amigos, vaya que si llegó, aquí tenéis mi experiencia al menos para que os sirva para unas cuantas pajas…

,

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Aviso legal y privacidad | Política de cookies