El jovencito estaba confundido. Pasaba demasiadas horas cada día a solas con su madre y no podía dejar de mirarla con otros ojos. En realidad se sentía atraído por ella y no era capaz de entender que le pasaba. Cada vez que veía su culo o sus tetas se quedaba mirando fijamente, se había obsesionado con ella. Al final detrás de ella se lo dijo, estaba enamorado de su madre. Ella lo sabía, y lo que hizo fue llevar sus manos para que tocara los pechos de la madura. La cara del joven lo decía todo, no podía creérselo. Su padre había llamado diciendo que no iría ese día a cenar, otra vez más había quedado con su amante, pero ella iba a hacer lo mismo con su hijo. No tardaron en desnudarse y follar en el sofá de casa, menudo culazo tenía la zorra de su madre.
Le folló su coño hasta correrse en sus tetas, resultó ser toda una guarra.

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Aviso legal y privacidad | Política de cookies