Soy tu cuñado, pero puedo darte un masaje, ¿no?

Aunque su cuñada sospechaba de sus intenciones reales él le dejó claro que ella estaba casada con su hermano y que no pretendía nada. Le costó decidirse a la madura, pero finalmente necesitaba ese masaje que le prometía para su dolorida espalda. Le dijo que se tumbara y se quitara ropa, ella finalmente lo hizo, era alguien de su familia y tenía que confiar. Comenzó a tocar su espada y su cuello y la mujer poco a poco se fue poniendo muy caliente, él era consciente de ello pues era justo lo que pretendía. Al rato hizo algo que en realidad su cuñada esperaba, se sacó la polla y se la puso en la cara. La mujer casi como por acto reflejo se la metió en la boca y empezó a chupársela.
Le salió bien la jugada desde luego, y mientras la zorra le pajeaba él la besaba para ponerla más caliente aun si cabe. Poco después se puso sobre ella y la penetró. Al final y aunque intentó correrse fuera lo que hizo fue echárselo todo dentro, eso la indignó un poco, pero en realidad le gustó. Por supuesto su hermano nunca se enteró de esto, al menos hasta ahora.

Culonas

Folladas

Guapas

Infieles

Morbosas

porno casero

rubias

Tetonas

Xvideos

XXX Gratis

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas.
Aviso legal y privacidad | Política de cookies
Cookie Layer Logo
+18 años
SOLO MAYORES DE EDAD
El sitio al que estás accediendo contiene material pornográfico y su acceso solo está permitido a mayores de edad. También usamos cookies para mejorar la navegación. Este sitio web no almacena ni registra datos personales de ningún tipo.
Configurar cookies
Configura las cookies de este sitio
  • Necesarias
    • Publicidad
      • Cookie:
      • Cookie:
    • Rendimiento
      • Analíticas
        • Cookie:
      • Funcionalidad
        • Sin Clasificar