La fiesta de bienvenida de su madre fue exagerada, pero él se la merecía. Acababa de salir de prisión y su madre se alegraba mucho de verle de nuevo y de tenerle en casa. Pero ya sabes, el chico estaba realmente necesitado de una mujer. Se lo dijo a la madre y ella le entendió perfectamente, por lo que se quitó parte de la ropa y sacó su dura verga para pajearle. Lo hacía porque le quería, así se lo dijo. Consiguió que el chico se corriera, pero aquello no fue suficiente para él, quería sentir el calor de una mujer. Así que mientras la madre estaba en la cocina él se le acercó con las mismas pretensiones, finalmente ella le hizo una mamada. No paró hasta que fueron a la habitación de la mujer, y allí totalmente desnuda se la folló. Como echaba de menos un buen coño.

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Aviso legal y privacidad | Política de cookies