Un buen hijo siempre busca la forma de sorprender a su madre, aunque tal vez este chico eligió una manera de hacerlo no muy apropiada. Él estaba tirado en el sofá como de costumbre cuando su madre llegó a casa. Sin embargo nada más verlo la mujer se horrorizó, ya que estaba viendo una revista porno. Que tontería teniendo internet, ¿no?. Ella se dio cuenta de que todavía no había tenido la típica charla sobre sexo con su hijo, por lo que se sentó a su lado y empezaron a hablar.
Sin embargo el joven aun seguía caliente tras haber estado un buen rato con su revista, y tener a su madre al lado hacía que se pusiera todavía más cachondo. Sin más y sin pedir permiso alargó su mano y le tocó el coño mientras ella hablaba.
La madura le preguntó que hacía, pero lo sabía de sobra. Simplemente quería poner en práctica todo eso que le estaba explicando su querida mamá, por lo que ella se mostró claramente participativa con su hijo y empezó a chuparle el rabo.
Después él le comió las tetas y su coño, pero acabado el sexo oral faltaba lo más divertido, que no era otra cosa que penetrarla. La mujer estaba gordita pero eso por alguna extraña razón hacía que se la pusiera más dura, además tenía un buen culazo. Se la folló con ganas, demasiadas ganas tal vez. Al final mientras su madre le metía un dedo por el culo él acabó corriéndose y reconociendo que había sido la mejor corrida de su vida.

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Aviso legal y privacidad | Política de cookies