Su madre entró en el salón y se lo encontró tumbado en el sofá mirando una revista. Pero al ver que se trataba de fotos eróticas la mujer se la arrebató y le dio un buen tortazo. El chico estaba confuso, en realidad esa torte le había excitado. Pronto su madre estaba totalmente arrepentida de lo que había hecho y se sentó a su lado, el muchacho se apretujó contra ella. Pero sin que la mujer se lo esperase sintió como la mano de su hijo iba deslizándose por una de sus piernas hasta llegar a su coño. Fue entonces cuando le preguntó que estaba haciendo, no lo entendía. El jovencito le dijo que tras haber visto tanto porno estaba muy cachondo, ella lo entendió por supuesto.
Poco despues de su confesión se quitó los pantalones y su propia madre le comió la polla. Luego la madura se desnudó y fue el muchacho el que se dispuso a jugar con su coño justo antes de penetrarla. Que bien se abría de piernas la puta, aquello le dejó fascinado.
De esta forma madre e hijo hicieron realidad la fantasía de tantas familias, hasta que el muchacho se corrió en su boca.

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Aviso legal y privacidad | Política de cookies