El chico estaba acostumbrado a tener a su madre a su servicio, incluso hasta cuando se trataba de temas sexuales. Un día ella estaba dormida cuando apareció él diciéndole que estaba muy caliente. Le tocaba el culo y acabó despertándola. Como una perra bien amaestrada ella fue y le comió la polla, sabía lo que quería el muchacho. Mientras le hacía la mamada ella se tocaba y le mostraba su gordo coño para excitarle.
El chico sabía que no podía penetrarla, ella no se lo permitía, pero todo lo demás se podía hacer. Así que después de la mamada empezó a masturbarse delante de su propia madre mientras la miraba desnuda hasta que al final acabó corriéndose sobre ella. Después la mujer siguió durmiendo.

, ,

VIDEOS DE MADURAS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Aviso legal y privacidad | Política de cookies